¿Cómo llegan los espermatozoides al óvulo?

¿Se han puesto a pensar cómo llega un espermatozoide hasta el óvulo? Es un camino largo y tortuoso, lleno de retos y dificultades. Al principio, durante el coito, los espermatozoides son depositados en la entrada del cérvix, pero todavía dentro de la vagina. Al momento de la eyaculación, se forma un coágulo con el semen y espermatozoides, que se cree que sirve para proteger a los espermatozoides del pH ácido que tiene la vagina (para matar bacterias y demás patógenos) y también de las células blancas, que de otra forma los pudieran fagocitar. Ese coágulo, en medio ambiente normal, se licuefacciona (se hace líquido) en aproximadamente una hora.

 

Algunos espermatozoides comienzan a salir del coágulo antes de que termine la licuefacción y entran al cérvix. El cérvix es la primera prueba para los espermatozoides, porque a pesar de parecer un simple cilindro, en realidad está lleno de pequeños canales con cilias (tipo vellos, pero microscópicas) que hacen que el líquido que hay en el cérvix, que es un tipo de moco muy viscoso, fluya hacia fuera; y además también ahí  hay células blancas.

 

Entrando al útero, ya menos espermatozoides porque algunos no lograron pasar por el cérvix, ya sea porque no podían moverse bien, tenían alguna deformidad, etc., siguen teniendo el peligro de las células blancas. Tienen que dirigirse hacia la trompa de Falopio correcta, es decir, la que esté más cercana al ovario de donde salió el óvulo.

 

La entrada a la trompa de Falopio, la unión utero-tubal, también representa un reto para los espermatozoides, similar al cérvix. En cuanto llegan a la trompa de Falopio, los espermatozoides tienen que poder hacer dos cosas: una, “pegarse” a las paredes de la trompa (la “piel” o epitelio); se ha visto que los espermatozoides que sí pueden pegarse viven más tiempo, manteniendo su motilidad, que es necesaria para seguir el camino y penetrar al óvulo, y tienen mejor calidad que los que no se pueden “pegar”. (Nota: esto se ha estudiado ampliamente en animales, pero no se ha podido determinar si en el humano sí se “estacionan” los espermatozoides para esperar la ovulación, o no. Los estudios en humanos son muy complicados por muchas razones éticas y logísticas). Aparte, tienen que pasar por un proceso que se llama capacitación. Aunque lleva estudiándose este proceso unos 40 años, todavía no se entiende por completo. Sí se sabe que la capacitación tarda varias horas y que es imprescindible que un espermatozoide esté capacitado para poder fertilizar.

 

Así que entre los que se mueren en el camino, los que tienen defectos fuertes (como dos colas, cabezas muy grandes o muy pequeñas, entre otros), los no pudieron moverse con suficiente eficiencia para llegar hasta la trompa, los  que no se pueden pegar, los que no se capacitan, los que fagocitan las células blancas, etc., finalmente en el sitio donde se realiza la fertilización, que está en la parte superior de la trompa de Falopio, sólo hay 1-2 espermatozoides por cada óvulo. Se considera que hay decenas que pueden llegar hasta las trompas, pegarse y capacitarse, pero lo hacen a diferente ritmo, así que algunos ya habrán muerto para cuando sucede la ovulación y otros no estarán preparados todavía.

 

Se cree que el hecho de que sea una población tan variada es una respuesta evolucionaria, dado que no es posible que el hombre sepa con seguridad en qué momento ovulará la mujer, así que de esta forma el grupo total de espermatozoides está diseñado para asegurar el mayor porcentaje de éxito (embarazos).

 

El estudio del viaje de los espermatozoides dentro del cuerpo femenino para poder fertilizar y qué cualidades deben tener es fascinante y es el tema al que se dedican muchos investigadores (entre ellos yo). Por ejemplo, imagínense ¿cómo es posible que no se pierdan en el camino? Se cree que es posible que los espermatozoides reciban un mensaje químico (que podría ser progesterona, por ejemplo) o térmico (se ha medido que la parte superior de la trompa de Falopio es ligeramente más caliente) o la dirección misma del flujo del moco, u otro tipo de mensaje, y que responden moviéndose en la dirección de donde se origina ese mensaje.

 

También es impresionante su camino, por la longitud que deben atravesar. Haciendo cálculos simples y simplificando muuucho, estamos hablando de que un espermatozoide mide, con todo y cola, unas 100 micras. Eso es 0.0001 centímetros. Si sumamos todo el trayecto que deben andar… cérvix, unos 3.5 centímetros; útero, 7.9 centímetros (de cérvix a unión útero-tubal); trompa de Falopio, 8 centímetros (total son 10; la fertilización se realiza en la parte superior, pero no hasta el final). En total son 19.4 centímetros, o sea, 194,000 veces el largo total del espermatozoide. Se ha medido la velocidad de los espermatozoides en un medio líquido, no viscoso como el del tracto, y es de unas 100 micras por segundo. Esto equivale a 0.36 cm/h. O sea, llegar al sitio de fertilización les llevaría alrededor de unas 54 horas.

 

El espermatozoide tiene ayuda: las cilias de la parte inferior de la trompa de Falopio se mueven de manera que haya flujo hacia arriba, y en el tracto hay contracciones de la capa muscular, que también ayudan a que suban. Sin embargo, tienen que tener un movimiento excelente para poder atravesar ciertas áreas, como el cérvix y la unión útero-tubal; tienen que poder esquivar a las células blancas, no ser expulsados por el flujo del moco que va hacia fuera del cuerpo, etc.

 

¡No es nada fácil! Además de poder llegar al lugar indicado (la parte superior de las trompas de Falopio), debe hacerlo al mismo tiempo que el óvulo, porque si éste “envejece” (lo que sucede en cuestión de horas), aunque un espermatozoide logre entrar al óvulo, la fertilización no es exitosa o el embrión muere pronto. También es más probable que dos o más espermatozoides entren al mismo tiempo, lo cual significa la muerte para este posible embrión.

 

Finalmente, una cosa es llegar al óvulo y la otra, poder penetrarlo para que se fusionen los núcleos. El óvulo está cubierto por células y rodeado por la zona pellucida; el espermatozoide tiene que pasar por otro proceso, que se llama reacción acrosomal, que hace que se liberen ciertas sustancias que le permiten entrar. El proceso de fusión nuclear lleva muchos pasos y dura también bastante tiempo; hay muchos factores que pueden fallar, de manera que en la práctica, se considera que la fertilización fue exitosa en base a los embriones que se puedan ver, no en que el óvulo haya sido penetrado.

 

La posibilidad de embarazo con excelentes espermatozoides, cuando el coito se realizó el día de la ovulación (o un par de días antes) y con la música más romántica que quieran imaginarse, es de un 30%. De ahí va bajando hasta casi cero. Se han hecho estimaciones de que un coito al azar tiene una posibilidad de éxito (embarazo) de 1.5-3%. Es importante añadir que el estrés intenso y de corta duración incrementa la posibilidad de embarazo: en casos de violación se ha visto una tasa de 5% de embarazos. Estrés continuo, por otro lado, baja la fertilidad. Ese estrés continuo puede ser malnutrición, enfermedad, demasiado esfuerzo por parte del cuerpo, etc.

 

Obviamente si uno desea tener un hijo pronto, 1.5-3% por cada coito suena bastante bajo… y si lo que quieres es no tenerlo, suena bastante alto… como todo, esto depende del cristal con que se mira. Esta fue una de las razones por las que inicié esta página, para que todos tuvieran acceso al punto de vista biológico y de ahí cada quien puede tomar las decisiones que desee.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Fertilizacion

6 Respuestas a “¿Cómo llegan los espermatozoides al óvulo?

  1. leonardo vega

    owwww.. grasias !!

  2. Lilia Sovi

    Muy buena explicación

  3. Eva

    Muy buen artículo, gracias!

¡Hola! ¡Tus comentarios son bienvenidos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s