Endometriosis, una causa de dolor e infertilidad

Picture1

La endometriosis es una enfermedad crónica, sin que se haya encontrado cura hasta el momento. Puede darle a cualquier mujer, sin importar si ha tenido o no relaciones sexuales.

La endometriosis se desarrolla cuando el endometrio, que es la capa que cubre la parte interior del útero, se encuentra fuera de él. Puede estar en cualquier parte de la cavidad abdominal, en los ovarios, en las trompas de Falopio, o inclusive la vejiga, vagina, cérvix, etc. Este tejido se convierte en lesiones o implantes que actúan como si estuvieran dentro del útero. Es decir, responden a las hormonas que rigen el ciclo menstrual y por lo tanto, hay crecimiento de tejido y luego sangran, pero no pueden ser desechados o sacados del cuerpo. Esto origina inflamación y tejidos tipo cicatriz o fibrosos, que a su vez pueden ocasionar otros trastornos.

No se sabe a ciencia cierta qué causa la endometriosis. Una de las teorías es que hay “flujo retrógrado” en la que las trompas de Falopio no estarían funcionando correctamente y el tejido endometrial, que normalmente saldría hacia la vagina, es transportado por las trompas hacia el interior del cuerpo. Sí se sabe que es un mal hereditario en cierto grado (si una mujer tiene una hermana con endometriosis, tiene más posibilidad de padecerla que una que no tenga parientes enfermas). Además, una mujer con endometriosis tiene más posibilidades de padecer alergias, asma, enfermedades como el síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, autoinmunes y endócrinas, así como trastornos del tracto digestivo y urinario.

El dolor, curiosamente, no está relacionado con el grado de invasión de tejido endometrial. Hay mujeres con muy pocas lesiones y mucho dolor, por ejemplo. Sin embargo, el dolor sí es un síntoma importante, tanto durante la menstruación como durante el coito. También es una causa frecuente de fatiga, infertilidad y trastornos del ciclo menstrual.

Si bien se puede detectar en algunos casos por ultrasonido, normalmente el diagnóstico y tratamiento inicial (extracción de las lesiones) se hacen por medio de una laparoscopía. El tratamiento puede variar desde simplemente controlar el dolor con antiinflamatorios o analgésicos, hasta extraer las lesiones durante una laparoscopía y realizar tratamientos hormonales. Uno de los tratamientos hormonales consiste en hacer pasar a la mujer por una menopausia médica, lo que reduce o elimina los crecimientos que están fuera de lugar (ectópicos) y otra, usar pastillas anticonceptivas, prefiriéndose una que sólo tiene una sustancia similar a la progesterona y se puede usar por muchos meses e incluso años de manera consecutiva. Ambos tratamientos tienen efectos secundarios y se debe tomar una decisión en base a estudiar los costos (efectos secundarios) contra los beneficios (por ejemplo, poder quedar embarazada) de cada tratamiento. En cuanto el tratamiento se detiene, la endometriosis vuelve a progresar. Hasta ahora, la única cura eficaz es la histerectomía, pero no se recomienda a mujeres jóvenes, aún si no desean tener hijos.

Es muy importante que las chicas que padecen de menstruaciones muy dolorosas no lo consideren como normal. Puede ser endometriosis y por lo tanto, se puede tratar y evitar lo que conlleva, tal como la infertilidad.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Infertilidad

¡Hola! ¡Tus comentarios son bienvenidos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s