Esas hormonas locas

Normalmente, cuando uno piensa en las hormonas, piensa en las mujeres y sus emociones. Que si en la pubertad, que si cada mes, que si con el embarazo, el postparto o la menopausia… así que vamos conociéndolas.

 

Tres hormonas importantes para la reproducción vienen del colesterol y están muy relacionadas entre sí. El colesterol que comemos es muy importante por lo mismo: si no consumiéramos nada de colesterol, nuestro cuerpo no podría realizar varias funciones cruciales para su existencia (y la de la especie).

 

Brincándonos algunos pasos, del colesterol lo primero que se produce es la progesterona, en las gónadas (ovarios o testículos). De ahí puede pasar a estrógeno o testosterona por dos caminos diferentes, pero el estrógeno también se puede convertir en testosterona y viceversa. Así que tanto hombres como mujeres producimos las mismas hormonas, aunque no en las mismas cantidades y además sí hay variaciones según la etapa de vida, del ciclo menstrual y del embarazo. Además de éstas tres, son también importantes la oxitocina y la prolactina.

 

La progesterona prepara al útero para la implantación y embarazo. La implantación es cuando el embrión llega al útero, se sale de la zona pellucida y penetra en los tejidos del endometrio para después formar el saco vitelino y la placenta. Ahí es cuando muchos investigadores consideran que comienza propiamente el embarazo. La progesterona primero es producida en los ovarios; durante el ciclo menstrual se produce más que nada después de la ovulación (para preparar el endometrio para un posible embarazo) y en el primer tercio del embarazo, pero después se comienza a producir en la placenta (o sea, la produce el feto). Durante la primera parte del ciclo menstrual, antes de la ovulación, su nivel es bajo, igual que después del parto y durante la lactancia.

 

El estrógeno en la mujer sirve para el desarrollo de las características sexuales femeninas, desarrollo de tejido mamario e incrementa el tamaño y contractilidad del útero; éstas dos últimas funciones son importantísimas durante el embarazo y el parto. Además, juegan un papel importante en el metabolismo del calcio y la osificación de los huesos. También se ha visto que niveles altos de estrógeno están relacionados a ciertos tipos de cáncer y posiblemente sea una de las culpables del síndrome premenstrual. Por otra parte, niveles bajos de estrógeno pueden ser causados por problemas glandulares (función deficiente de la pituitaria y ovarios), menopausia, síndrome de ovario poliquístico, anorexia nerviosa o ejercicio excesivo. Durante la menopausia, el bajo nivel de estrógenos puede producir bochornos, sudoración nocturna, resequedad o irritación vaginal, así como pérdida de líbido. También, niveles bajos de estrógeno incrementan el riesgo de enfermedades cardiacas, embolia y osteoporosis. En el hombre, el estrógeno es importante para tener buena calidad espermática, especialmente el número de espermatozoides producidos.

 

La testosterona, como podríamos sospechar por el nombre, se produce en los testículos. En el hombre promueve el desarrollo de las características sexuales secundarias, glándulas sexuales accesorias, estimula la espermatogénesis y tiene actividad anabólica (especialmente crecimiento de músculos) y estimula la líbido. Hace poco, un estudio mostró que los hombres que participan activamente en la crianza de los hijos, tienen niveles más bajos de testosterona que los solteros. En cierta forma, es una medida de su compromiso con la paternidad. En las mujeres (se produce en los ovarios), también estimula la líbido y se usa para producir estrógenos. En exceso, la testosterona en mujeres puede producir infertilidad y está relacionada al síndrome de ovario poliquístico, donde se ve obesidad, crecimiento de vello, acné, ciclos irregulares. Durante la menopausia, el nivel de testosterona baja y se cree que esto causa que la líbido disminuya.

 

La prolactina (que se produce en la pituitaria y en el útero durante el embarazo) juega un papel importante en la producción de leche, ayuda a la formación del tejido mamario, la formación de los receptores de estrógeno (cada hormona necesita un receptor, algo con lo que se “conecta” para poder realizar una acción) y estimula el instinto materno.

 

La oxitocina se produce en el cerebro y produce contracciones musculares, en el tejido mamario para la expulsión de la leche durante la lactancia y en el útero durante las relaciones sexuales y el parto. De hecho, si la primera fase del parto va muy lenta o parece detenerse, la inducción de la labor de parto se hace con oxitocina. En el hombre, se cree que pueda jugar un papel durante la eyaculación. Se está estudiando también su papel en la formación del lazo madre-hijo y de la pareja y se le ha llamado la “hormona del amor”. Un estudio reciente encontró que la oxitocina hacía a los hombres menos propensos a acercarse a una mujer que encuentran atractiva, así que se considera que ayuda a mantener la fidelidad.

 

Los cambios hormonales que ocurren durante la pubertad y la menopausia son muy fuertes y en parte explican los cambios de ánimo de las personas que están en esas etapas. Pero también pueden estar involucradas muchas otras hormonas que no se han estudiado a fondo. En fin, las hormonas nos afectan a hombres y mujeres y tienen efectos más allá de lo estrictamente físico o fisiológico.

 

¿Habían oído sobre el papel de la testosterona en la mujer, de los estrógenos en el hombre y de la oxitocina y los lazos entre parejas y entre padres e hijos? ¡Espero sus comentarios!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fertilizacion

¡Hola! ¡Tus comentarios son bienvenidos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s