¿De dónde salieron tantos gemelos?

Los gemelos no eran muy comunes… no encontré datos para América Latina, pero cuando yo era chica, viviendo en una ciudad relativamente grande del centro de México, sólo conocía a dos pares de gemelos. En Estados Unidos comenzaron a llevar un registro en 1915 y en ese entonces la tasa de gemelos era de un par de gemelos por cada cien bebés nacidos, o sea 2% de los bebés eran gemelos. Esa tasa siguió estable hasta 1980. Ahora es uno de cada 30, o sea, 3.33% de los bebés son gemelos. Ese “ligero” cambio de 2 a 3.3% significa que 1,009,337 gemelos “de más” nacieron entre 1981 y 2012. ¡Un millón de niños más!

 Imagen

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) se interesan por los gemelos, porque en general esos bebés nacen prematuros y con bajo peso: Por ejemplo, el nacimiento de un bebé único es en promedio a las 40 semanas a partir de la última menstruación, o 38.6 semanas gestacionales (a partir de la fecundación) y el peso es de 3.3 kilos o más. En cambio, con gemelos se trata de 35 semanas gestacionales y 2.3 kilos de peso, y disminuye aún más para trillizos: 32 semanas y 1.66 kilos. Tanto el nacimiento prematuro como el bajo peso al nacimiento son factores de riesgo para muchas enfermedades y trastornos. Durante el embarazo también hay mayor probabilidad de que se presente preeclamsia, problemas de la placenta y diabetes gestacional. Además, en muchos casos se necesita o se programa desde un inicio una cesárea para evitar complicaciones, lo que representa riesgos adicionales para la madre y los bebés. Así que a nivel de salud pública, un “exceso” de gemelos puede ser problemático.

 

Los dos factores de mayor peso en la alza en la incidencia de gemelos son, por una parte, el que las mujeres tengan hijos a mayor edad: cerca de la menopausia, los ciclos se vuelven irregulares y tanto es posible que no se ovule en un ciclo, como que se produzca más de un óvulo (ovocito) en un mes. A esto se le atribuyó una tercera parte del incremento. Pero las otras dos terceras partes se cree que se debe a los tratamientos de infertilidad, especialmente los medicamentos para estimular la ovulación que pueden producir una ovulación múltiple, y la fertilización in vitro (FIV), cuando se acompaña de la implantación de dos o más embriones.

 

Sin embargo, en los tratamientos de FIV se está tendiendo a disminuir el número de embriones que se transfieren, ya que una gran cantidad de investigación ha mostrado que la posibilidad de embarazarse no se incrementa si se transfieren más embriones. De hecho, en otros países se prohíbe transferir más de dos embriones, algunos otros más de uno. Si bien en EEUU no está prohibido por ley transferir un cierto número de embriones, la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva sí emitió lineamientos donde recomiendan la transferencia de menos embriones, especialmente en mujeres jóvenes (son más fértiles y tienen mayor probabilidad de que un embrión se implante exitosamente y se produzca un embarazo). De hecho, en un 10% de los tratamientos, se está transfiriendo un solo embrión.

 Imagen

Por cierto que con FIV generalmente se trata de gemelos fraternos, es decir, dos óvulos (ovocitos) fecundados por dos espermatozoides diferentes. Pero con los medicamentos de inducción de ovulación pueden incrementar ambos tipos de gemelos, fraternos e idénticos.

 

¿Notas diferencias entre el número de gemelos que conociste cuando chico/a y el número de gemelos actual? ¿Eres gemelo o tienes hijos gemelos?

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fertilizacion, genetica

¡Hola! ¡Tus comentarios son bienvenidos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s