¿Es necesario que un doctor te diga qué pastilla anticonceptiva usar?

En México y muchos países de Latinoamérica, uno puede ir a la farmacia tranquilamente y comprar pastillas anticonceptivas. En general las mujeres se basan en lo que alguna amiga o familiar le recomienda, la publicidad que ve, alguna que ha usado en el pasado sin problemas, etc. Las ventajas son claras: no se tiene que ir al doctor, tener que esperar a que te den consulta, pagar honorarios. Si además uno considera que en la sociedad Latinoamericana el sexo sigue siendo un tema tan tabú, que una mujer soltera, joven, evita ir abiertamente al ginecólogo, y mucho menos a una consulta sobre salud sexual, el tener acceso libre a las pastillas facilita el que esas mujeres las usen.

Pero entonces ¿por qué en tantos países, especialmente Europa, America del Norte y Australia, se debe llevar receta? La idea principal es que una requiere un asesor. Léase: el doctor ha estudiado ampliamente los efectos secundarios de cada una de las pastillas disponibles y en qué tipo de mujeres (edad, deseo de tener hijos en un futuro, antecedentes familiares de ciertas enfermedades, otras enfermedades en la paciente, etc.) es más probable que se presente.

Mucha de esta información está disponible en internet o por medio de asociaciones y organizaciones especializadas. Una vez que la mujer ha ido al médico para obtener la primera receta y lleva varios meses o años usando una pastilla sin problemas, lo más probable es que el mismo médico le diga que continúe usándola, a menos que haya otro factor de por medio. Hay suficiente información como para que una pueda decidirse por una. Obviamente puede haber problemas, cada pastilla tiene diferentes concentraciones de hormonas o incluso la hormona misma puede variar (tener diferentes formulaciones) y es posible que una te provoque efectos secundarios y otra no. Pero es un poco una adivinanza (o ensayo de prueba y error, por decirlo más científicamente).

En Estados Unidos, que es uno de los países donde se requiere receta para comprar pastillas anticonceptivas, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos apoya una propuesta de ley que permitiría la venta sin receta de las pastillas. A pesar que sonaría que los ginecólogos lo menos que desearían ser dar menos consultas y recibir por lo mismo menos honorarios. Pero siendo realistas, muchos de ellos creen que realmente una mujer, que es quien está viviendo los síntomas, puede determinar si se siente bien con una pastilla equis o si prefiere probar otra. Finalmente se sigue a prueba y error. Obviamente, si una mujer desea consultar con el ginecólogo cuál pastilla o cuál método anticonceptivo utilizar, puede acudir al médico sin problemas. Esto, claro, se puede hacer ahora en cualquier país donde actualmente se expiden las pastillas anticonceptivas sin receta.

Les dejo varios enlaces que encontré con información sobre las diferentes marcas de pastillas y sus características. Y las invito a platicar qué opinan sobre la necesidad o no de recetas.

http://prosaludprevencionend.blogspot.com/2012/10/cual-tomas-tu.html

http://es.121doc.net/marcas-de-pildoras-anticonceptivas-tipos.html

http://es.euroclinix.net/pildora-anticonceptiva.html

http://drmauro.com/77-MINIPILDORA.html

http://www.med.nyu.edu/content?ChunkIID=122504

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Anticonceptivos

¡Hola! ¡Tus comentarios son bienvenidos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s