Complicaciones peligrosas durante el parto: embolismo por líquido amniótico

Acaba de salir una noticia de una mujer, Karisa Bugal, que murió durante el parto a principios de este mes. Lo que tuvo Karisa Bugal fue un embolismo por líquido amniótico. Esto significa que durante el nacimiento, el líquido amniótico o material fetal (materia fecal, pedacitos de piel) entran al torrente sanguíneo de la madre. Esto desencadena una obstrucción mecánica del torrente sanguíneo, pero también se desencadena anafilaxis. De hecho, actualmente se está debatiendo cambiarle el nombre a síndrome anafilactoide del embarazo.

Los síntomas en la madre incluyen, primero: sudoración, escalofríos, pánico, dolor en el pecho, nauseas y tos. Posteriormente se presenta disminución de la presión arterial, ataque cardiaco, problemas para respirar, acumulación de líquido en los pulmones (edema), disminución de la saturación de oxígeno en la sangre, convulsiones, coagulopatía (problemas de coagulación de la sangre que pueden provocar hemorragias), cianosis (cuando la piel se torna de un color azulado) y finalmente los órganos dejan de funcionar (falla orgánica múltiple). En el feto se presenta sufrimiento fetal (tal como frecuencia cardiaca baja). Esta complicación puede ser fatal tanto para la madre como para el bebé.

No hay ninguna prueba de laboratorio que indique que se pueda presentar este problema. Tampoco hay forma de evitarlo. Para colmo, es difícil diagnosticarlo y en algunos casos se ha hecho el diagnóstico durante la autopsia de la madre. Sí hay factores de riesgo: edad avanzada (más de 35 años al parto, no importa el número de hijo), pre-eclampsia, problemas en la placenta, embarazo múltiple (de más de cinco bebés), también posiblemente, la inducción del parto, cesárea y uso de fórceps. También se ha reportado después de abortos en el segundo trimestre. Ojo: se han visto relacionados, pero no se consideran causa. Por cierto que no es una complicación nueva, la primera vez que se documentó fue en 1926.

Puede ocurrir durante el parto o cesárea (89%) o después del parto (11%). En muy contadas ocasiones (menos del 1%) se presenta a consecuencia de traumatismos abdominales o intervenciones como la amniocentesis. Afortunadamente, es una complicación que se presenta muy raramente (se ha estimado una prevalencia de 1-12 en cada 100,000 partos). En total, se cree que ha sido causa de un 5-15% de todas las muertes maternas en países desarrollados. De las mujeres que lo presentan, se estima una mortalidad de alrededor del 37%. Una alta proporción de las madres que sobreviven tienen daño cerebral (85%). Si se presenta mientras el bebé todavía está en el útero, el bebé también puede morir, o presentar daño cerebral. Se ha estimado que un 79% de los bebés sobreviven, pero 50% de los sobrevivientes tienen daño cerebral, con consecuencias que incluyen la parálisis cerebral.

El tratamiento que se puede dar es de apoyo e implica monitoreo continuo, en cuidados intensivos, para poder mantener la oxigenación de la paciente, estabilizar la circulación sanguínea, tratar el infarto cardiaco si se presenta, controlar hemorragias, etc. También se pueden usar medicamentos como epinefrina para la anafilaxis. Si el bebé está todavía en útero, también se le monitorea. En cuanto a la cesárea, es riesgosa en pacientes inestables, pero en casos donde la mujer esté sufriendo un paro cardiaco, es posible que la cesárea incremente sus posibilidades de que la mujer sobreviva, al quitar la presión del útero sobre la vena cava inferior. Las posibilidades de sobrevivencia se incrementan para la madre y el bebé si esta complicación se detecta a tiempo.

Volviendo a la noticia, Karisa Bugal fue al hospital a dar a luz el 3 de noviembre. Primeramente se detectó sufrimiento fetal y luego se diagnosticó embolismo por líquido amniótico. Ella aceptó una cesárea con anestesia general, la cual salvó a su hijo, pero que la ponía a ella en mucho riesgo. El personal médico dijo que creían que muy posiblemente el bebé moriría en el intervalo en que se tardarían en aplicarle una anestesia epidural. Pero es también posible que aunque hubieran decidido salvarle la vida a ella sin importar la del hijo, que ninguno de los dos hubiera sobrevivido. Es una tragedia, sin duda, y realmente todas las mujeres se arriesgan al embarazarse y durante el parto. Y hay decisiones de vida y muerte que se deben tomar en un segundo… Se puede hacer todo lo posible para prevenir complicaciones, pero hay algunas que no se pueden predecir ni prevenir.

Afortunadamente, la investigación permite que cada vez hay más herramientas que nos permiten detectarlas de forma cada vez más temprana y métodos de tratamiento más efectivos. Claro que de cualquier forma se requiere precisamente acceso a esas herramientas y tratamientos, por lo que la mortandad materna es mucho menor en países desarrollados y en ciudades, que en países subdesarrollados, o en comunidades aisladas.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Complicaciones peligrosas durante el parto: embolismo por líquido amniótico

  1. judith bernal

    Una prima murio .al hacerle la autpsiá. arrojo eso . Ella despues de la cesarea muere el bb .presentava dolor. de cabeza se le fue haciendo una bola en la barriga diciendo los medicos que era normal .luego convulsiona,sus manos se engarrotaron dandole un infarto. para mi todo fue negligencia medica. Ella estava bien de salud .decian que el venia con problemas,era el bebe . esto ocurrio en el hospital de Panama provincia de Chiriqui H.Obaldia.

¡Hola! ¡Tus comentarios son bienvenidos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s