Los bebés sintéticos

"Bebé de probeta"

Los diseñadores Dolce y Gabanna crearon una controversia cuando Domenico Dolce dijo: “Naces y tienes un padre y una madre. O al menos esto debería ser así, por eso no me convencen aquellos que yo llamo ‘hijos de la química’, ‘niños sintéticos’. Úteros de alquiler, elegidos de un catálogo”. Hay que considerar que ellos son homosexuales, así que no fue un comentario homofóbico, sino más bien tradicionalista.

Obviamente son opiniones de alguien que no tiene poder a nivel legislativo, ni religioso. Pero sí representan una parte de la población que no deja de mirar con suspicacia las técnicas de reproducción asistida. Así que creo que vale poner mi grano de arena: Hay muchísimas personas en el mundo que no pueden tener hijos de forma “natural”. Muchas, por subfertilidad o infertilidad (alrededor del 25% de las parejas en edad reproductiva). Otras, porque no tienen pareja en el momento en que están preparados para tener un hijo. Otras más, porque son homosexuales y obviamente no hay padre o madre presente. Otras más, por cuestiones de salud, ya sea porque han pasado por tratamientos, como el tratamiento contra el cáncer que puede provocar infertilidad, o porque tienen alguna enfermedad que pondría en riesgo su vida en caso de embarazarse.

Hace unos meses estábamos pensando en solicitar un donativo para crear un método de selección de espermatozoides que fuera más parecido al “natural”. Una excelente justificación sería demostrar que los niños nacidos con las técnicas actuales tienen problemas fisiológicos o de aprendizaje, o del desarrollo… y no encontramos ningún artículo que mostrara resultados adversos y que fuera lo suficientemente sólido como para justificar nuestro estudio.

A nivel biológico, no se ha encontrado ninguna diferencia significativa entre los niños nacidos por medio de técnicas de reproducción asistida. Obviamente no son “sintéticos”. Son tan humanos como tú o yo. Algunos reportes sí muestran diferencias, pero no es posible diferenciar si es causado por  las técnicas, la edad de los padres, o por la misma infertilidad, o por alguna otra razón de salud. La forma óptima de demostrarlo sería tener un grupo de mujeres jóvenes y completamente fértiles y sanas, cuyas parejas fueran igualmente jóvenes y fértiles y sanos, y separarlas al azar entre las que utilizarían alguna técnica de reproducción asistida y otras que se embarazarían de forma “natural”. Como se podrán imaginar, tal grupo no existe… nadie usa técnicas de reproducción asistida por capricho.

Creo que nadie puede juzgar a una pareja que decide usar una técnica de reproducción asistida para tener un hijo biológico. Mucho menos se puede juzgar al hijo. Todo el proceso, desde sospechar que uno es subfértil o infértil, hasta el nacimiento del deseado hijo, es extremadamente estresante. Ese estrés puede llevar a un círculo vicioso, previniendo el mismo embarazo. Comúnmente se llega a la decisión de utilizar un embarazo subrogado cuando la mujer no sólo no puede concebir, sino que no podría tampoco soportar el embarazo. El embarazo subrogado también es estresante para los padres biológicos, porque el estilo de vida, el cuidado prenatal, la alimentación, etc., de la madre subrogada juegan un papel importantísimo y sin embargo los padres biológicos no pueden tener el control que desearían o el que ellos tendrían en caso que la madre biológica sí fuera la embarazada.

Es muy fácil decir “pues que adopten y ya” pero quien lo dice no sabe lo que conlleva una adopción, no tanto a nivel psicológico, sino burocrático. Pueden pasarse años esperando y terminar con los brazos vacíos. Uno puede decidir qué hacer en su caso particular. Pero el invadir la privacidad de otros es muy dañino y nada benéfico. Como sociedad, debemos evitar inmiscuirnos de esta forma en las vidas ajenas… si no vas a ayudar, por lo menos no estorbes.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Infertilidad

2 Respuestas a “Los bebés sintéticos

  1. Quiero y necesito compartir mi experiencia como madre de un niño de embarazo subrogado.
    El embarazo subrogado es un camino más a la felicidad de ser padres, aunque en España parece que es pecado.
    Por mal formación congénita de mi útero y tras 10 años de tratamientos llegamos a la conclusión con mi pareja que el embarazo natural era imposible.
    Por sus viajes de negocios recalo en Ucrania, y la providencia lo cruzo con al clínica Biotexcom, allí cambio nuestras vidas. Nos acogimso a uno de sus programas de embarazo subrogado.
    Desde el primer momento nos sentimos acompañados, la contención y asesoramiento para elegir la madre portadora convirtió el proceso en para nada traumático.
    Las revisaciones médicas, los varios intentos de fecundación, el chequeo de parto, hablan de su profesionalismo médico.
    Incluso resolvieron todo lo legal, porque tramitaron todo ante la embajada y no hemos tenido ningún inconveniente de regresar con nuestro niño en brazos.
    La experiencia ha sido totalmente positiva, hoy tener a mi niño en casa contagiando alegría, confirma que decidimos lo correcto.
    No se desanimen padres, como dice nuestra blogista, son muy buenas y nuevas soluciones para arribar a la paternidad tan deseada mas allá de la edad

¡Hola! ¡Tus comentarios son bienvenidos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s